Hábitos de la gente presocráticamente efectiva

[Refranero clásico griego]


De Cléobulo, el Líndico:
-Sé buen oidor y no gran hablador.
-No reprendas, estando borracho, a los domésticos: que si los reprendes, parecerá más bien que los insultas.
-No te rías con los burladores, que te harás odioso a los burlados.


De Solón, el Ateniense:
-No te hagas de prisa con amigos; mas no te deshagas tampoco de prisa de los que tengas.
-Pon a tus palabras el sello del silencio, y al silencio el de la oportunidad.
-Huye de aquellos placeres que paren tristeza.


De Quilón, el Lacedemonio:
-Acude sin prisas a los banquetes de los amigos, acude con prisas a sus desgracias.
-No gastes mucho en bodas.
-No corra tu lengua más que tu entendimiento.


De Tales, el Milesio:
-De tu padre no tomes lo vil.
-No te traicionen tus propias palabras ante los que en ellas confían.
-Hazte el garante, que la pagarás.


De Pítaco, el Lesbio:
-Devuelve los depósitos.
-Soporta con condescendencia las pequeñeces de tus prójimos.


De Bías, el Prieneo:
-No seas ni de natural bonachón ni de natural malicioso.
-Al varón indigno no hay que alabarlo ni por sus riquezas.
-Toma lo que te den a las buenas, no a las malas.


De Periandro, el Corintio:
-Hazte digno de tus padres.
-En la próspera fortuna sé comedido; en la adversa, sensato.
-Reprende como si hubieras de ser inmediatamente amigo.


Los presocráticos. Traducción y notas de Juan David García Bacca (FCE, 2007).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s