Kundera y la fe

Milan Kundera

“Fui educado en el ateísmo y me complací en él hasta el día en que, durante los años negros del comunismo, vi a cristianos reprimidos. De golpe, el ateísmo provocador y risueño de la primera juventud se disipó como una tontería adolescente.

Entendía a mis amigos creyentes y, llevado por la solidaridad y la conmoción, a veces los acompañaba a misa. Sin embargo, no llegué a convencerme de que existiera un Dios que dirigiera nuestros destinos. En el fondo, ¿qué podía yo saber? Y ellos, ¿qué podían saber? ¿Estaban seguros de estar seguros? Estaba sentado en una iglesia con la extraña y feliz sensación de que mi falta de fe y la fe de ellos curiosamente se parecían mucho”.

Milan Kundera, “El día en que Panurgo ya no haga reír”.

Anuncios

2 comentarios en “Kundera y la fe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s