Lecturas para antes de dormir

Tavares2578

 

El señor Henri dijo:

—Mis padres no me hacían dormir con historias infantiles.

…mis padres me hacían dormir leyéndome contratos de alquiler y de otro tipo.

…mi padre trabajaba en una escribanía que tenía un notario y tres hombres que nadie notaba.

…mi padre era uno de ellos.

…mi padre no tenía tiempo de estar conmigo y no tenía tiempo para releer los contratos que estaba obligado a redactar.

…mi padre aprovechaba los momentos antes de que yo me durmiera para leerme en voz alta los contratos y así verificar los errores, y yo crecí pensando que las historias infantiles tenían siempre dos lados, el de la derecha y el de la izquierda, dos otorgantes, y que uno sólo daba algo a cambio de otra cosa.

…sólo más tarde me di cuenta de que esto mismo era lo que ocurría en la vida real, dar y recibir, y sólo en los libros infantiles se daba algo sin querer recibir nada a cambio.

…antes de morir mi padre me llamó y me dijo: “Nunca hagas nada sin antes firmar un contrato”.

…fueron sus últimas palabras. Era un hombre sensato.

…¡otra copa de absenta!, excelentísimo 2o. otorgante aquí presente.

…muchas gracias.

Gonçalo Tavares, El señor Henri.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s