Y usted, ¿qué tal se encuentra?

umberto-eco-644x362

Umberto Eco imagina cómo contestarían a la pregunta “¿qué tal?” los siguientes personajes:

Epiménides: “Mentiría si se lo dijera”.

Sócrates: “No sé”.

Job: “No me quejo”.

Santo Tomás: “En suma, bien”.

Occam: “Bien, supongo”.

Giordano Bruno: “Infinitamente bien”.

Descartes: “Bien, pienso”

Berkeley: “Bien, me parece”.

Hume: “Creo que bien”.

Leibniz: “No podría ir mejor”.

Spinoza: “En sustancia, bien”.

Sacher-Masoch: “Gracias a Dios, mal”.

Sade: “Yo, bien”.

Kant: “Fenomenal”

Hegel: “En síntesis, bien”.

Schopenhauer: “La voluntad no falta”.

Marx: “Irá mejor”.

Wittgestein: “Mejor no hablar”.

Cantor: “En conjunto, bien”.

Lenin: “¿Qué quiere que haga?”

Heisenberg: “Depende”.

Pirandello: “¿Según quién?”.

Freud: “Dígamelo usted”.

Popper: “Pruebe usted que estoy mal”.

Foucault: “¿Quién?”.

Queneau: “Bien gracias, gracias bien, bracias gien, ieaia bngrcs, caín eras big”.

Einstein: “¿Con respecto a quién?”.

Rawls: “Hay quien está peor”.

Umberto Eco, Segundo diario mínimo.

Anuncios

Un comentario en “Y usted, ¿qué tal se encuentra?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s