Salinger te recuerda cómo son los malditos hombres

“Si alguna vez te casas de nuevo, no le cuentes nada a tu marido. ¿Me oyes?

–¿Por qué? –dijo Mary Jane.

–Porque yo te lo digo, por eso –dijo Eloise–. A ellos les gusta pensar que nos pasábamos la vida vomitando cada vez que se nos acercaba un muchacho. Te lo digo en serio. Puedes contarle cosas, desde luego. Pero nunca la verdad. Nunca la verdad, en serio. Si le dices que una vez conociste a un muchacho apuesto, tienes que decirle con el mismo tono que en realidad era demasiado apuesto. Y si le cuentas que conociste a un muchacho inteligente, tienes que decirle que era un vivales o un sabelotodo. Si no lo haces, esgrimen contra ti al pobre muchacho cada vez que pueden –Eloise hizo una pausa para beber un trago y pensar-. Mira –dijo-, te escucharán como personas maduras y todo eso. Hasta pondrán cara de tipos endemoniadamente comprensivos. Pero no te dejes engañar. Créeme. Estás perdida si alguna vez piensas que tienen la menor comprensión. Palabra”.

J. D. Salinger, “El tío Wiggily en Connecticut”.

Anuncios

3 comentarios en “Salinger te recuerda cómo son los malditos hombres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s