Sheila Levine te recuerda cómo funciona el mundo

“Hay teléfonos en los Hamptons, lo cual fue un enorme alivio para mi madre. Así podría llamarme los fines de semana para recordarme que soy soltera. Le hice jurar por Dios que no lo haría, a menos que fuera de extrema urgencia.

–Suponte que tenga que decirte que no estaremos en casa en todo el día.

–Mamá, eso no es de extrema urgencia.

–Suponte que no me sienta bien.

–Esto no es de extrema urgencia.

–¿Qué es extrema urgencia para ti?

–La muerte. Eso es de extrema urgencia.

Un domingo por la noche, justo cuando sacaba del horno mi famoso quiche, me llamó.

–Sheila querida.

–Sí, mamá. (Estaba realmente asustada. Yo había dicho “muerte”.)

–Tengo algo que comunicarte. (Lo dijo de una manera que me hizo pensar que había habido un asesinato masivo en el vecindario y ella era la primera sospechosa).

–Dime.

–Tu hermana se ha comprometido. Va a casarse en octubre.

Peor. Fue peor que el crimen masivo. ¿Cómo puede casarse antes que yo? ¿Cómo podría Luci Baines hacerle una cosa así a Linda Bird? No iré. Me esconderé. Me refugiaré en California sin que nadie sepa dónde estoy. No le deseo felicidad. Espero que pase algo terrible y no pueda casarse. Le diré al futuro marido que existen antecedentes de locura en la familia y que, a causa de ciertas actuaciones de Melissa, estamos seguros de que la ha heredado.

d

Mamá, ¿cómo pudiste? No permitas que me suceda esto. No me hagas ir a la fiesta de boda con toda esa gente preguntándome cuándo es mi turno. No sé cuándo es mi turno. ¡No tengo turno! Mamá, no la dejes que se case primero. ¡Impídelo, por favor!

d

Cuando superé la histeria inicial y pude pensar con claridad llegué a la siguiente conclusión: Melissa es delgada. Melissa se casa. Por lo tanto, la gente delgada se casa. Esos fueron mis primeros pensamientos. En el tren de Long Island, las rudas parecían ir diciendo: “Sheila, pierde peso… Sheila pierde peso… Sheila, pierde peso”. Escuché voces, como Juana de Arco. Me dijeron que podría bajar unos buenos diez kilos. Era muy simple. Incluso si no me casaba tan pronto adelgazara, por lo menos estaría delgada para la boda de mi hermana. La gente delgada da la impresión de que puede darse el lujo de elegir”.

Gail Parent, Sheila Levine ha muerto y vive en Nueva York.

Anuncios

7 comentarios en “Sheila Levine te recuerda cómo funciona el mundo

  1. ¡Cómo son sexistas las mujeres! Por culpa de todas las que pagan por verse retratadas como pendejas patéticas, neuróticas y superficiales en el cine (“Guerra de novias”, “Loca por las compras”), la tele (“Sex and the city”), las letras (no sé exactamente en qué libros, pero sospecho que éste es uno… el estereotipo vive en las revistas, de Vanidades para abajo) y en todos lados es que sigue siendo tan malo todo el entretenimiento que producen “para ellas”, y el único género cinematográfico que les pertenecía antes de Judd Apatow (la comedia romántica) es el peor de todos.

    (quisiera aprovechar la oportunidad para recomendarles ver “Whip it!” de Drew Barrymore, que está buenísima y es buen ejemplo para las niñas, pero parecería que la idea es que tienen que ser algo machorras para no ser la caricatura estúpida, y ese no es el caso).

    Por cierto, este era el punto al que quería llegar en el comentario del artículo de Ricky Gervais: las mujeres van a ver basura (comedia romántica) porque es lo que hacen para ellas, no porque sea lo que necesariamente les gusta (o les gustaría, de haber crecido con más opciones).

  2. Pero es como pensar que “Seinfeld” retrata a los hombres como sujetos mezquinos, superficiales y amorales, y que pagamos por vernos retratados de esa manera. Un momento, ¡es verdad!

    Mal ejemplo. Iré a otro: Es como decir que los escritores son unos pendejos porque consumen libros donde salen otros escritores y donde aparecen pintados como drogadictos y borrachos y cogelones porque “es el retrato disponible”. Un momento….

    Bueno, a lo que iba es que no le faltará verdad al reclamo, pero eso no explica por qué hay libros o historias que aún partiendo de esos estereotipos, pueden ser buenos (y algunos realmente muy buenos).

    No creo que después de leer “La conjura de los necios” creamos que Ignatius Reilly es todos los hombres; es lo que me pasó con “Sheila”: no he pensado que las mujeres son necesariamente así; pero el personaje es así y -lo siento- me da mucha risa.

  3. ¡Claro que da risa! Y “Sex and the city” es una de las mejores comedias de la década, y las mujeres horribles que salen en ella son grandes personajes (menos Miranda, que es una pendeja). No dije que esos libros, películas y programas fueran malos por usar estereotipos, sino que el entretenimiento enfocado a las mujeres en general es malo, en buena medida porque en contadísimas ocasiones las representan como seres humanos normales en vez de caricaturas de mujeres. A los hombres nos representan como hombres horribles en “Seinfeld” y muchos otros, pero tenemos un amplísimo abanico de posibilidades alternas: por cada hombre-niño hay un héroe, un antihéroe, un playboy… un chingo de estereotipos para escoger, todos con algo o mucho de verdad (como todo estereotipo).

    Por cierto, en la entrevista de Ricky Gervais hace otro comentario algo sexista pero cierto:

    “Yeah, I think most comedy is for men. Women tend to prefer a bit more, I dunno, depth of emotion. But I think The Office definitely has that. It also has women characters who are far more rounded and real. In a lot of sitcoms, women characters tend to be just props. But the excruciating social faux-pas, people acting stupid… That’s more for men than women, yeah.

    In The Office, we portray men as boys and women as adults – because it’s true. Men don’t grow up. They really don’t.”

  4. Es difícil porque hay mujeres así, y el matrimonio (y falta de él, etc) es un problema y una obsesión y un tema inagotable para las mujeres. Por lo tanto, ¿por qué no retratar eso en el arte (o, estem, la tele, que es casi arte…)?

    Pero pues sí, tal vez si dejáramos de hablar TANTO de eso, dejaría de ser una obsesión. O si las películas no pensaran que son modernas por poner a UNA mujer soltera y semi feliz.

    Nick Hornby también tiene la teoría de que los hombres no crecen y las mujeres son OH TAN EVOLUCIONADAS QUE CÓMO VAMOS A ENTENDER…¿pero no es eso igual una excusa de los hombres?Ja. No sé, no tengo idea…

    Sólo le doy gracias a que mi estado civil es la menor de las preocupaciones de mi madre. Ella quiere que yo domine al mundo.

  5. Bueno, hay que tener en cuenta la época en la que fue escrito ese libro y el tipo de sociedad en el que se movía Sheila Levine. No es aplicable a ahora y para todas las mujeres. Es un libro divertido, sin más. Y lo dicho, tengamos en cuenta que las mujeres en los 70 todavía estaban pensando muchas de ellas que el matrimonio era su última meta.

    Y sí, Sheila Levine aparte es un personaje peculiar :P Me reí muchíiiiisimo con ese libro jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s