El espíritu de la Navidad pasada

Tenía yo 5 años y era el festival del jardín de niños. Mi misión era aprovechar la pausa del coro que entonaba “Ven a cantar”, ponerme al frente y empezar a decir “Feliz Navidad a…”, interrumpir la oración, hacer como que tenía un lapsus de amnesia, mirar a las primeras filas y concluir con “Ya se me olvidó”, para que los asistentes se conmovieran en un sonoro “Ahhhhhhhhh”. La cosa era muy sencilla, excepto para mí que desde pequeño ya daba la impresión de que iba a terminar siendo un idiota.  Cuando llegó mi turno, di algunos pasos al frente –una acción algo complicada, debido a mi mamá le pareció tierno disfrazarme del Pequeño Timmy-, esperé que todos se callaran y hablé, pero por los nervios, olvidé lo que tenía que olvidar. Una maestra detrás de mí me murmuró algo que no comprendí. Giré el cuerpo para saber qué decía, pero al no estar acostumbrado a la muleta, creo que le pegué a un niño, o el niño había corrido hacia mí, la verdad es que nadie pudo afirmar a ciencia cierta qué sucedió. Lo único importante es que un segundo después había un pequeño reno llorón en el suelo, y un papá liándose a golpes con mi papá.

Anuncios

8 comentarios en “El espíritu de la Navidad pasada

  1. Estimado Eduardo:

    Pues ya se terminaron las fiestas y el saldo, hasta el momento, es blanco; pero algo me intriga ¿Qué papá ganó, el del pequeño Timmy o el del pequeño Reno llorón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s