Instantáneas de la FIL (3)

Escogiendo con qué cómic sería estafado.

PITOL, PAMUK, CRISTINA PACHECO Y LOS ENCARGADOS DEL SERVICIO MÉDICO

1.Conocí a Sergio Pitol en el encuentro de ensayistas de Tierra Adentro celebrado hace  siete meses en Xalapa. Ahí me tomé una foto con él, pero se expuso a tantos flashes distintos que no había ningún motivo para que me recordara. El domingo pasado, en la FIL, Pitol estaba en el stand de Distribuidora Azteca revisando, al parecer su propio libro en Pre-textos, mientras que un par de metros atrás, yo me encontraba absorto contemplando los cómics, después de haber sido –¿cómo se diría?- “seducido” a comprar una novela gráfica de mil pesos. Cuando quise aproximarme al maestro para pedirle una foto, me di cuenta que tanto Pitol como yo teníamos la misma ropa de Xalapa. Desistí de mi propósito. Era como sustituir un recuerdo por otro exactamente igual.

2. Nada tan estimulante en la FIL como las lectoras, concluyó Luis. Y era verdad: su revisión de un tratado de macroeconomía en el stand de Cambridge duró lo que duró el turno laboral de una edecán; eso sin contar su estrategia para tomarse fotos con cuanta mujer atractiva circulara por los pasillos: sólo era cuestión de acercarse, sonreír y apretar el botón. Cuando la chica  preguntaba el porqué de aquella foto, Luis la miraba sorprendido: “Ah, ¿qué no eres Cristina Pacheco?”, decía con voz de auténtica desilusión.

3. Oír el inglés de Orhan Pamuk redime a cualquiera que no haya terminado su curso de principiante en Harmon Hall, a menos que cometas la estupidez, como lo hice yo, de intentar corregir a la señora del servicio de traducción simultánea. Juraría que  la palabra era “Metaficción”, pero el consenso general -intervino hasta el tipo que sostenía los cables- era que Pamuk había dicho “Metafísica”.

4. “En Guadalajara hasta la gente del servicio médico es guapa”, observó Laura. Luego se enfermó. Luego salió  diciendo que había sido como vivir por unos minutos en una serie de televisión.

5. Luis, Laura, Eunice: La próxima vez que quiera un libro de mil pesos, deténganme; si es inevitable, recuérdenme que DEBO pedir una factura.

Anuncios

16 comentarios en “Instantáneas de la FIL (3)

  1. Lo surreal, además de ser atendida por doctoras y médicos bellos, eran los demás escritores enfermos que estaban a punto de caer en el mismo servicio que yo.

  2. Luis, Laura, Eunice, la factura de Huchín debe ir a mi nombre. De cualquier manera, Mariano leyva cree firmemente que somos el mismo.

    Y, perdonen el plagio, intentaré las fotos con todas las Cristinas Pacheco que encuentre de ahora en adelante.

  3. Que role el libro, que role el libro… soy pobre, déme. Por cierto, que suceda lo más xido en tu participación de Chiapas este jueves. Buen karma, buena vibra.

    Mordidas!

  4. Eduardo
    no te hagas pato, todos sabemos que andabas todo el dia cargando tus copias de “quiubule con…” con tal de que Yordi las firmara…bueno, claro además de la obligatoria firma en un pecho, misma que sería inmortalizada en un tatuaje

  5. Karate pig: lo dirás en broma pero es totalmente cierto. El Huchín me arrastró por toda la FIL para conseguir el famoso libro de Yordi.Cuando vio a la señora Vargas corrió a besuquearla. Todo un show…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s