Una noticia que todavía sirve, todavía sirve

nuevasvoces

Dan a conocer su creación literaria 4 jóvenes autores

***Eduardo Huchín (Campeche), Luis Ovidio Ríos (Hidalgo), Gabriela Aguirre (Querétaro) y Olga Fabiola Romo Enciso (Zacatecas), participaron en el ciclo organizado por Conaculta e INBA

d

Cuatro jóvenes escritores de diferentes regiones del país: Eduardo Huchín (Campeche), Luis Ovidio Ríos (Hidalgo), Gabriela Aguirre (Querétaro) y Olga Fabiola Romo Enciso (Zacatecas), ofrecieron una muestra de su producción literaria, en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, como parte del ciclo Nuevas Voces de la Literatura Mexicana, que cumple un año, organizado por Conaculta y el INBA, a través de la Coordinación Nacional de Literatura.
d

Cuatro lecturas muy distintas entre sí, con diferentes motivos que reflejan la gran diversidad literaria de nuestro país, con formaciones y estilos distintos para abordar un tema, fueron la tónica de este encuentro que tiene como propósito dar a conocer el trabajo más sobresaliente de los jóvenes autores mexicanos.
d

En su ensayo Viajeros infrecuentes, dedicado a los encuentros literarios, el escritor, músico y poeta campechano Eduardo Huchín hizo gala de su ácido sentido del humor, habló de cómo los jóvenes escritores han desdeñado los peligros del traslado. “Y las ciudades ajenas se han vuelto la consecuencia de escribir libros y no su impulso. Los oficios para pedir permiso en el trabajo son la única literatura de viaje que hemos podido conformar”.
d

En otro humorístico ensayo titulado Vive sin libros, Eduardo Huchín ironizó: “…lamentable cáncer la literatura, preparatorianos talentosos, futuros ingenieros en sistemas, posibles administradores de empresas que un día descubren el espejismo de los libros y deciden estudiar letras o volverse poetas. Con los años los vemos mendigando en las redacciones de los periódicos: me da una errata para corregir, por el amor de Dios”. “Los viciosos nunca cuentan el número de páginas que consumen para decir ya basta, ha sido suficiente, sienten culpa y la única forma de quitarse ese sentimiento es seguir leyendo. La literatura deja marcas, ni duda cabe, abdómenes prominentes, traseros planos, una vista gastada por las páginas. Qué le estamos haciendo a nuestro cuerpo y, peor aún, por qué dañamos nuestra mente con esa información innecesaria”, cuestionó Huchín.
d

Luis Ovidio Ríos, oriundo de Tulancingo Hidalgo, leyó algunos ejemplos de su poesía, parte de la misma en proceso de preparación para libro Tarareo. Poesía, narración y ensayo, producción publicada e inédita de estos noveles autores, fue vertida en esta sesión en la que Fabiola Romo Enciso, la más joven de los autores que se dieron cita en la Sala Adamo Boari, nacida en la ciudad de Zacatecas (1968), colaboradora de la revista radiofónica Avance Universitario, de la Universidad Autónoma de Zacatecas, también dio ejemplos de su trabajo literario.
d

Gabriela Aguirre, nacida en Querétaro (1977), compartió con el público algunos poemas de su libro El lugar equivocado de las cosas, con el cual obtuvo el Premio Nacional de Poesía Enriqueta Ochoa 2007, así como ejemplos de su producción más reciente aun por publicar.
d

El espacio de la infancia, el recuerdo, la preocupación constante sobre el destino de los seres frágiles: una gata, un perro, el hermano mayor. El destino de la mujer, hija, madre. Los dedos del padre que se escapan en la oscuridad de un cine, son algunos de los temas abordados por Gabriela Aguirre en su lectura.
d

De esta forma el ciclo Nuevas Voces de la Literatura Mexicana cumple un año de existencia, estableciendo puentes entre los autores nóveles, como forma de impulsar su producción literaria y como parte de la difusión de las letras mexicanas que permanentemente realiza la Coordinación Nacional de Literatura del INBA.
d

FUENTE: CONACULTA.

Por cierto, que la lectura haya sido en la sala “Adamo Boari” me hizo ganar un maratón de prendas, en donde participé la semana pasada. Después de una cerrada competencia en que salieron a flote todos nuestros conocimientos inútiles (al parecer yo era el más anormal de todos por haber contestado una pregunta cuya respuesta era “Salvador de Madariaga”) llegamos a la recta final en la Opción de Arte y Cultura: “¿Quién fue el arquitecto que diseñó el Palacio de Bellas Artes? a) Adamo Boari; b) etc.” A pesar de las cantidades de alcohol a la que la sometí, mi cabeza hizo las asociaciones necesarias para inferir que si una sala del Palacio de Bellas Artes se llama Adamo Boari es por algo. Me aventuré por la opción a) y gané… otra cerveza.


Como ustedes recordarán un maratón de prendas concluye cuando uno de los participantes llega a la meta, cuando ya no hay más ropa que quitarse o cuando el menos borracho de todos dice: “¿No hubiera sido mejor invitar también a mujeres?”

Anuncios

6 comentarios en “Una noticia que todavía sirve, todavía sirve

  1. Señor Huchín, tiene usted toda la razón del mundo: la próxima vez invitamos mujeres, así tal vez no sea yo el que pierda los pantalones ante la fulminante pregunta “¿Quién escribió Elegía en la muerte de Unamuno?” y usted se ahorre la espantosa escena de mirar a este hombre enreverado beber cerveza en trusas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s