Interrumpimos este blog para un importante aviso sobre las elecciones

boleta


La democracia –y en especial la democracia mexicana- tiene un problema esencial: siempre gana alguien. Eso significa que los candidatos no buscan sumar votos a su favor sino hacer que de alguna manera los otros candidatos pierdan los suyos. Parece una estupidez, pero no lo es. Sólo así se entiende que a los partidos no les interese si esos votos se suman a su causa, se van a los partidos pequeños, o, sin explicaciones de por medio, se esfuman.

La democracia no solo debería servir para que los mejores políticos lleguen al poder sino para evitar que los candidatos corruptos, ineficientes, o simplemente imbéciles, lo hagan. Pero así no funciona la democracia mexicana (y sospecho que tampoco la de otros lados). Acá no existen maneras de impedir que los corruptos o mediocres participen en política, ya sea asesorando al candidato, nombrando al candidato, atando de manos al candidato, adulando al candidato, saboteando al candidato, reenviando los correos del candidato, supervisando la campaña del candidato o simplemente siendo ellos mismos los propios candidatos.

Los ciudadanos tenemos el voto en las urnas, pero no tenemos la injerencia necesaria en los partidos para evitar que postulen al primer organismo vivo al que le deban una factura política. Uno podría pensar que el voto –como el consumo- es suficiente para obligar a los partidos a buscar a sus mejores cuadros, pero no. No hay de donde elegir, y hasta parece que los partidos se ponen de acuerdo para hacer coincidir en cada elección a los más mediocres o si no, para nombrar a una o dos personas eficientes… e inmediatamente después rodearlas de puros mediocres.

Cuando un candidato afirma tajantemente que su partido tiene a los mejores hombres no miente; el problema es que nunca salen postulados. Sobre todo porque la virtud no es algo fácil de ver. La eficiencia, la inteligencia, la honestidad de una persona no es materia para trípticos, espectaculares o playeras. Es decir: son valores que no sirven para la publicidad. Las campañas políticas están hechas para cargar niños, besar la frente de las viejitas, hacer bailar a las botargas, poner a todo volumen canciones infames, enviar emails no menos infames, organizar torneos deportivos y en el más desesperado de los casos, enterrarse vivos. Pero ese puntaje acumulado (bebés + viejitas + botargas + canciones + emails + torneos + entierros) no nos dice nada del criterio del candidato para conformar su gabinete, ni de su inteligencia, o al menos su disposición, para rodearse de gente que trabaje.

En Campeche estamos tan absortos y entretenidos en ver quién va a llegar a la gubernatura, que no nos preocupamos en crear mecanismos que reduzcan el número de gente nefasta que de todos modos va a llegar al poder gane el partido que gane. Hablamos tanto de planes, propuestas y desarrollo que poco nos detenemos a pensar en todas las personas que van a hacer posible todo eso.

¿La gente que rodea al candidato? Cualquiera que piense que  ir a hacer méritos a una campaña es una buena forma de asegurar un empleo me da una total desconfianza (y lo peor: solo de esas personas están llenas las campañas). Habla mal de un profesionista no tener la absoluta fe en su trabajo como para llegar a donde tenga que llegar por sus propias virtudes: pero peor habla del país que efectivamente aquí nadie reconozca las virtudes de nadie y todos los méritos tengan que “hacerse” en lugar de simplemente “reconocerse”.

Si la democracia no nos libra de los demasiados ineficientes o de los demasiados corruptos, ¿por qué gastar tanto en ella? (Mejor, como proponía Héctor Villarreal, hagamos un sorteo en donde participemos todos y que las diputaciones, alcaldías, regidurías, gubernaturas, delegaciones, sean determinadas por el azar. Estadísticamente es más probable que el azar coloque a gente eficiente en algunos puestos claves, que dejar a los partidos políticos realizar esa tarea). Quizás  el problema real es que hace falta inventar formas más efectivas de presión para sustituir a aquello que alguna vez se llamó “voto de castigo” o que pasó lo que los indolentes tanto temían: que ir a las urnas ya no es suficiente.

Notas: 1. La foto no tiene ninguna intención subliminal de dirigir el voto de los lectores de este blog.  2. Me regreso a Campeche este fin de semana. (Entre otros pendientes, iré a ver cómo se ponen las votaciones. Les mantendré informados).

Anuncios

4 comentarios en “Interrumpimos este blog para un importante aviso sobre las elecciones

  1. Gran noticia que vienes el fin de semana, master. Desde que te fuiste los cafés ya no son lo mismo, básicamente porque ya no hay cafés, y si los hubo, brillé por mi ausencia.

    P.D. Gran escrito, ojalá lo lean los políticos (lo leerán) para que te reciban calurosamente (o sea, a punta de putazos).

  2. ¡Muy buen post Eduardo!, a mi me tocó vivir un par de elecciones acá, (legislativas y presidenciales) y la verdad es que me da un poco de tristeza, en general, las cosas que vota la mayoría de la gente, o por qué no vota a alguien en particular… (y eso que están re politizados en general)

    No importa si es bueno o malo, sino si es simpático, si habla bonito, es rarísimo, es como si no tuvieran pasado…cada elección es como un ser nuevo que llega a hacerles promesas y el que mejor les cae, (no importa si ya estuvo en el poder y los cagó) por ese votan…o castigan al que peor les cae, votando a otro… Lo que sí tienen en claro es que todos son corruptos, ladrones e hijos de puta, muy loco en verdad.

    Así que como veras, en todos lados se cuecen habas…(consuelo de tontos decía mi abuelito)

    Beso!

  3. No puede ser que alguien se entierre como protesta. Lo veo y no lo creo.

    Por mi parte estoy harto de campañas políticas, que todo lo prometan, que todo sea bonito en elecciones y a la mera hora una vil y villana porquería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s